Aedes japonicus, una nueva
especie invasora.

Su hallazgo en Asturias queda muy lejos de la distribución de la especie, hasta ahora restringida al centro de Europa.

El 8 de junio de 2018 la plataforma de ciencia ciudadana, Mosquito Alert, recibió el reporte de un mosquito inesperado. La especie Aedes japonicus había llegado a Asturias. Se trataba de un descubrimiento sorprendente, ya que no había hasta la fecha ninguna cita del mosquito en la Península Ibérica.

Hasta el momento, su presencia sólo se había detectado en el Norte de Francia, Alemania, Suiza, Bélgica, Holanda, Austria, Hungría, Eslovenia, Croacia y el Norte de Italia.

El hallazgo fue corroborado por miembros del equipo entomológico de la Universidad de Zaragoza y responsables del proyecto de Vigilancia Entomológica del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Su detección sugirió que la especie llevaba un tiempo establecida en la zona y posiblemente expandiéndose por el territorio tal y como estaba sucediendo en Europa. En 2019 se detectó a la especie en Cantabria

Con los datos que se tienen hasta la fecha no se puede saber cuál es el origen de los mosquitos presentes en España. Podría haber llegado por mar, mediante el comercio marino como han hecho otras especies de mosquito.

Fuentes:  

- Texto adaptado para Infoplagas, dentro del convenio de Mosquito Alert con ANECPLA Revista INFOPLAGAS NUM 96/2020 DICIEMBRE

- Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades.

mapa europa mosquito aedes japonicus septirmbre 2020

El mapa muestra la distribución conocida actual de Aedes japonicus en Europa a nivel administrativo 'regional', a septiembre de 2020 . Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades y Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Mapas de mosquito

Aedes japonicus se ha convertido en la tercera especie de mosquito invasora que se informa en Europa, después del Aedes aegypti (transmisor de la fiebre amarilla) y el Aedes albopictus (mosquito tigre)

El mosquito del Japón, Aedes japonicus, como su nombre indica, es originario del este asiático, principalmente de Japón, Corea, Taiwán y el Sudeste de China. Igual que el mosquito tigre, en los últimos años la actividad humana ha movido a través del comercio internacional marino de neumáticos a la especie hasta los continentes americano y europeo. La primera localización de la especie en Europa corresponde al año 2000, cuando fue localizado en Normandía.

Desde esas vías de entrada, el mosquito se ha expandido por países como Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Eslovenia, Francia, Hungría, Italia, Países Bajos, Suiza, y finalmente España con su descubrimiento en 2018. A diferencia del mosquito tigre, originario de climas tropicales y que sigue invadiendo sin problemas la región mediterránea y cálida de Europa, el mosquito del Japón es una especie adaptada a climas más templados, fríos y estacionales, lo que le está permitiendo dispersarse por el Centro de Europa o el Norte de la Península Ibérica con éxito.

El éxito de la invasión de Ae. japonicus se ha debido a una serie de factores, incluida su capacidad para resistir la dispersión a larga distancia y las temperaturas invernales en regiones templadas, y su alta tolerancia a concentraciones orgánicas en varios contenedores naturales y artificiales. Aedes japonicus tiene requisitos menos especializados para los hábitats acuáticos, en comparación con Ae. albopictus , y esto podría facilitar una mayor propagación de esta especie.

Riesgo de mordeduras y enfermedades:

En Japón y Corea, su área de distribución nativa normal, Ae. japonicus no se considera un vector de enfermedad importante. Coloniza ambientes urbanizados y las hembras están activas durante el día, lo que aumenta el contacto potencial que esta especie podría tener con los humanos, lo que a su vez puede resultar en la transmisión de enfermedades. Más recientemente, esta especie ha demostrado competencia como vector para la transmisión del dengue y el chikungunya, los cuales han sido reportados recientemente en Europa pero, por suerte, esta nueva especie invasora parece tener mucha menos relevancia sanitaria que el mosquito tigre o el temido mosquito de la fiebre amarilla.

Hasta la fecha, no se sabe que la especie haya estado involucrada en ningún brote epidemiológico, por lo cual se considera que el riesgo de que el Aedes japonicus pueda transmitir enfermedades es muy bajo.

Entomología:

mosquitos aedes

Caracteres morfológicos

Adultos de Ae. japonicus son relativamente grandes y muestran un patrón blanco y negro debido a la presencia de manchas blancas de escamas sobre un fondo negro en las piernas y otras partes del cuerpo. Las larvas de Ae. japonicus aparecen de color amarillo pardusco o más oscuro, con una apariencia esbelta y un sifón largo.  

Hábitats acuáticos / terrestres

Aedes japonicus puede desarrollarse en una amplia gama de hábitats de contenedores acuáticos tanto naturales como artificiales, incluidos estanques de rocas, neumáticos, baños para pájaros, cartones de leche, cubos y huecos de árboles.

En zonas de los Estados Unidos y Japón, se han encontrado larvas en varios hábitats acuáticos con luz solar variable, elevación, contenido de detritos y en entornos urbanos y rurales. El muestreo realizado en una amplia zona del norte de Suiza mostró una preferencia por los jarrones de plástico en los cementerios, pero también se colonizaron fuentes, toneles de agua de lluvia y cuencas de recogida. El muestreo en Alemania reveló la presencia de larvas en una variedad de recipientes, incluidos floreros, platillos para macetas, regaderas y piscinas para niños.

En su área de distribución nativa, Ae. japonicus colonizan hábitats de huecos de árboles.

Epidemiología y transmisión de patógenos:

Este mosquito ha resultado positivo para el virus del Nilo Occidental en varias ocasiones en los Estados Unidos y los estudios de laboratorio muestran que es un vector competente del virus del Nilo Occidental. Los estudios de laboratorio también han demostrado que Ae. japonicus es un portador competente del virus del Nilo Occidental, el virus de la encefalitis japonesa, el virus de La Crosse y un vector moderadamente eficaz del virus de la encefalitis de Saint Louis, el virus de la encefalitis equina oriental, el virus Chikungunya y el virus del Dengue y fiebre del Valle del Rift.

Métodos de control específicos:

No existe una guía específica sobre el control de esta especie de mosquito, aunque gran parte de la guía para otras especies de cría en contenedores, como Ae. albopictus sería igualmente aplicable.

La mejor protección contra las enfermedades transmitidas por mosquitos es prevenir las picaduras de mosquitos en interiores y exteriores, especialmente desde el amanecer hasta el atardecer, cuando los mosquitos están más activos.

Tales medidas incluyen:

  • Usar repelente de mosquitos de acuerdo con las instrucciones indicadas en la etiqueta del producto.
  • Usar camisas de manga larga y pantalones largos.
  • Dormir o descansar en habitaciones con mosquitero o con aire acondicionado
  • Usar mosquiteros
  • Prevenir la aparición de mosquitos en casa manteniendo el césped bien cortado y evitando el agua estancada.
  • Tratar adecuadamente (mediante depuración, cloración u otros sistemas) piscinas y balsas de riego.
  • Evitar la acumulación de residuos o elementos que puedan acumular agua en caso de lluvia (botellas, latas, frascos, envases plásticos, neumáticos, etc.).
  • En caso de lluvias, vigilar que no queden charcos en toldos, techos y otros puntos de los edificios.
  • Evitar los huecos en árboles donde se pueda acumular agua. Para ello, practicar algún tipo de drenaje.
  • Limpiar periódicamente los desagües de techos y tejados.
  • El agua de beber de mascotas y ganado debe cambiarse semanalmente (no rellenar).

Cuando, a pesar de las citadas medidas, se observen ejemplares adultos con las consiguientes molestias por picaduras, se puede intentar reducir la densidad de población mediante insecticidas basados en piretrinas, siempre que no se observen abejas en el entorno ni otros organismos beneficiosos. Es importante contar con expertos en la desinfección y desinsectación. Desinfecciones Unión cuenta con Técnicos Aplicadores con el Certificado de Profesionalidad Nivel 2 así como un Responsable Técnico, el cual asume la responsabilidad de la realización del diagnóstico antes de iniciar cualquier tratamiento y diseña el plan de desinfección para que el tratamiento sea eficaz y seguro.

Dirección

Calle Fundidores 13, Poligono Industrial Valdefuentes 28939 Arroyomolinos Madrid


Contacto 

info@desinfeccionesunionsl.com
Teléfono : 916 479 025
Fax : 916 479 061

Aviso legal
Política de privacidad
Política Ambiental y de Calidad




Horario

 L - V 09:00 - 14:00 y 16:00 - 19:00